Archivo de la etiqueta: blogs

Premio al Esfuerzo

premioesfuerzopersonal

Me gusta levantarme desayunar con chocolate tibio; luego bañarme con agua fría -y la música a todo volumen- y salir para que el sol me caliente lentamente. Este año, además de ese ritual, me senté a leer los comentarios que dejan en el blog para contestarlos. En las noches me encanta, asimismo, sentir el rumor de voces, escribir lo que ellas me dictan y publicarlas en el blog. Esta ha sido la rutina de los últimos diez meses. En los días en los que no puedo cumplirla siento como si estuviera incompleto, como si el sol no hubiera salido de su cajón o la brisa se hubiera quedado guardada en alguna gruta. Trabajar en el blog no es, por tanto, un sacrificio sino un galardón.

Pues bien, el 27 de noviembre Quime me distinguió, para mi asombro, con el Premio al Esfuerzo. Al verlo pensaba en qué podría entenderse por Esfuerzo. Supuse, inicialmente, que el volumen de post y la extensión de los mismos podrían señalar la dedicación que he puesto en este blog. Al reflexionar un instante tuve que aceptar que el caudal de palabras obedece más a la desocupación que al esfuerzo (no es por nada pero soy un verdadero Ocioso). Después pensé que la variedad de temas hablaría del trabajo del blog. Al releer aleatoriamente los escritos me di cuenta que, salvo variantes, casi todos los post tratan del amor. Al borde de la decepción entendí que el premio me era otorgado gracias a que no he abandonado un proyecto a pesar de los parciales, los ensayos y el trabajo. Al llegar a esta conclusión le sonreí a la pantalla y agradecí a Quime el premiar mi desocupación, mi felicidad y, sobre todas las cosas, mi persistencia a disfrutar del extravagante oficio de escribir pendejadas.

El premio tiene, sin embargo, una condición interesante: darlo, a su vez, a otros siete blogueros o a siete blogs (como se quiera ver) por su esfuerzo y dedicación. Estos son mis nominados:

Nina Rancel por la sinceridad de sus escritos (eso, aunque no lo crean, requiere un esfuerzo enorme) y por no abandonar el blog. A Raúl Harper por su capacidad creativa y la admirable energía que lo impulsa a escudriñar en los márgenes de la literatura y de la blogosfera. Manuela Palermo por el compromiso con el castillo y con sus habitantes además de la acertada amalgama de dibujos y escritos (es demasiado complejo ajustar una imagen a un escrito o viceversa). Al señor Pedro por el trabajo en la redacción, el acierto en la elección de los temas y por su sentido del humor. Aunque ya le dieron el premio a la dulce Capitana la nomino de nuevo por la franqueza en los escritos, la calidad de ellos y, ¿cómo negarlo?, por la lealtad a este blog. A Irissheep por el trabajo en la escritura y la acertada elección de los temas musicales con los que cierra cada escrito. Turin por el titánico trabajo de escribir diariamente durante más de tres años.

Quedan, por supuesto, por fuera personas que merecen el premio. A todos los que no nombre en este lugar les pido, de antemano, mis más sinceras disculpas. A Quime agradecerle de nuevo su nominación y a los lectores por impulsarme a continuar (sin su presencie este blog hubiera desaparecido a las dos semanas).

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo blogosfera, General

Sobre mis lectores

teclado

(Fuente de la imagen)

Ayer me encontré con Bolaños, un compañero de la universidad. Después de saludarnos y de hacer las preguntas protocolarias me dijo que ha leído el blog y que le gustó lo que encontró. Me preguntaba, además, las razones por las que no publicaba un libro con mis escritos. Luego de agradecerle y hablar un rato con él nos despedimos para continuar con nuestras respectivas obligaciones.

Cuando venía a mi casa pensaba que el objetivo trazado se ha cumplido: busco entretener y eso hago. Dudo que mis escritos sean para un público restringido, especializado, y por ello mismo, estéril. El hecho de recibir elogios y reconocimientos de personas sin profesión alguna, biólogos, matemáticos, abogados, antropólogos, diseñadores gráficos, ingenieros y bachilleres demuestra que el objetivo de llegar z un público amplio se ha cumplido.
Dado el desarrollo tecnológico y el auge de lo que podemos llamar medios alternativos de difusión me parece tonto, por otra parte, tener que suplicarles de rodillas a las editoriales para que publiquen mis escritos. Es tonto por dos razones: porque al publicar no llegarían al público que deseo que lleguen puesto que casi nadie compra libros (menos si estos cuestan más de treinta mil pesos), y si deciden gastar su dinero en comprar libros lo último que harían sería comprar el trabajo de un completo desconocido. En segundo lugar, porque terminaré, a la postre, subordinándome a los requerimientos, necesidades o condiciones de los editores, menoscabando la espontaneidad mis escritos, lo cual es, sobra decirlo, su principal virtud.

No podría asegurar que los demás blogueros tengan las mismas razones para escribir en sus blogs. Habrá, seguramente, blogueros que lo hacen con la esperanza que algún día los lea un editor de las editoriales de renombre y saltar, así, a la fama que supone merece. Pero la mayoría, para nuestra fortuna, escriben en blogs por el sólo impulso de hacerlo, no tienen pretensiones estéticas, o no creen que están revolucionado la escritura…

8 comentarios

Archivado bajo blogosfera, General, reflexiones

Del oficio de escribir blogs

Andrés Ortega es hijo del respetado señor José Ortega Spottorno (famoso, en dosis iguales, por ser el fundador de Alianza Editorial, y por ser hijo del ilustre filósofo José Ortega y Gasset). Es, además, investigador de relaciones internacionales y autor de los libros La fuerza de los pocos (2007), Galaxia Gutenberg. Horizontes cercanos: Guía para un mundo en cambio (2000), Taurus. La razón de Europa (1994), Aguilar. El purgatorio de la OTAN (1986), Ediciones El País.

Pues bien, este señor de mirada escrutadora fue instado por el verbo espeso de Basilio Baltasar para escribir un blog. Después de lo que me imagino una larga deliberación conceptual ($$$) el señor Ortega emprendió la escritura con la entrega con la que todos iniciamos un blog; al cabo de cuatro meses, sin embargo, “escurrió el bulto” por alguna razón que no se toma el trabajo de aclarar. Lo interesante del asunto no es el abandono, o el hecho que alguien que está inmerso en los medios que, a falta de una palabra mejor, llamaremos tradicionales. Lo relevante del asunto es la conclusión del señor Ortega:

“¿Para qué un blog? Para empezar, para comunicar. Lo que sea. Incluyendo, en mi caso, la información y el análisis, ideas, ocurrencias. Los comentarios de los lectores sirven, y entre otras cosas, permiten volver sobre entradas anteriores y corregir algunos de sus errores. Pero el blog es también un lugar de ensayo. De ideas que llevan a otras ideas, de formulaciones, que luego permiten enriquecer textos más largos y más elaborados. Es también un enorme estímulo para la gimnasia mental. Durante todos estos meses ha sido una experiencia muy gratificante, que, me veo llevado a interrumpir, por unos meses, por unos años. Pero ha sido un honor pasar a integrar la comunidad de bloggeros. Espero que la lectura de estos apuntes haya servido de algo a alguien. Escribirlos, desde luego me ha servido mucho a mí, y por ello se lo agdezco (sic) a quien me convenció de probarlo, Basilio Baltasar. Hasta pronto”. [1]

Andrés reconoce que escribir en un blog es un “enorme” entrenamiento mental. Quienes leemos blogs con frecuencia encontramos esfuerzo y sobretodo pasión en cada escrito. Puede que no seamos periodistas, puede, incluso, que no seamos escritores con todas las de la ley; lo que realmente somos, para dolor envidia de muchos, el condimento de la internet.

Hace algunos días pensaba que esa es, justamente, la diferencia entre los blogueros y los periodistas: ellos hacen investigaciones exhaustivas para hallar hechos desconocidos (la mayoría de ellos vergonzosos) de gobernantes o celebridades; nosotros, por contrario, penetramos en la condición humana que palpita bajo las rejas de la fama para resaltarla. En algunos casos ni siquiera nos tomamos el trabajo de indagar sus vidas, preferimos hablar de los recuerdos que nos traen, o los sentimientos que despertó su trabajo en nosotros.

2 comentarios

Archivado bajo blogosfera, General

Entrevista

Me acojo (debería decir copio) una entrevista que circuló hace un buen tiempo por algunos blogs.

1. ¿Por qué comenzaste a escribir un blog?

Por insinuación de un par de amigos. Uno de ellos (Diego Patiño) ya tenía un blog y la otra (Paola Pardo) me dijo que pusiera los poemas que había escrito ese año en un blog, y eso hice.

2. ¿Sobre qué temas escribes? ¿Por qué?

Inicialmente publiqué, como acabo de mensionar, un grupo de poemas que escribí a mediados del 2006; estos poemas los colgue en un blog titulado  Palabras al Viento. Luego decidí narrar anécdotas de mi vida y las pegué en el blog titulado anecdotario. Hace unos días me antojé de escribir comentarios sobre cualquier cosa, entonces borre el blog y empecé a escribir  tonterías. Las apostillas las escribo porque no tengo nada mejor que hacer, o quizás para darme cierto tufo de literato, no sé.

3. Si la gente dejara de leerte y comentar, ¿seguirías escribiendo? 

Salvo mi novia y una amiga bloguer de argentina nadie me ha leído. Ellas, de hecho, sólo leyeron el primer poster y no volvieron por estos andurriales.  La pregunta sería: ¿seguirá escribiendo a pesar de que nadie lo lee? Sí. Este ejercicio es valioso por sí mismo: escribir, razonar y argumentar sobre cualquier tema siempre será una tarea edificante.

4. ¿Crees que al escribir un blog debe seguirse algún tipo de ética?

Sí. Nunca sabremos si un comentario pesimista empuja el gatillo de algún suicida que navega por la red.

5. ¿Crees que formas parte de una comunidad? ¿Por qué?

No. Ahora creo que los bloguer sí están creando redes y círculos vinculantes. Para nadie es un secreto que nos estamos abriendo a una nueva manera de interacción con el otro y que esta nueva interacción está mediada por el internet. Ejemplo de esto es que la mayoría de nosotros ha conocido a alguien por internet: bien sea por los blogs, los chats, facebook o cualquier comunidad virtual, lo cual demuestra el poder unión de este medio.

6. ¿Tienes algún grupo cercano de blogueros con el que te podrías poner de acuerdo para lograr algo?

No. El proyecto más cercano que he tenido con una persona que he conocido en un blog es escribirle el prólogo de una novela que está escribiendo.

7. ¿Crees que los blogs van a cambiar/están cambiando algo en la sociedad/mundo político/etc.?

Sí, pero no creo que el cambio se puede observar aún. Gracias a los blogs vemos el mundo desde los ojos de los demás, y creo que eso cambia necesariamente nuestra manera de percibir el mundo. Esto no implica, sin embargo, que en dos meses el mundo estará limpio o que los niños correrán con mansos leones por las praderas. Esto quiere decir que los habitantes del mundo tendremos una mirada más amplia de los fenómenos y, quizás, más comprensiva del dolor ajeno.

8. ¿Qué te gustaría poder hacer dentro de la red para profundizar lo que haces con el blog y por qué? ¿Podcast/videocast, comunidades, wikis, redes sociales, etc.?

Quizás redes sociales, pero por ahora esto es sólo un experimento sin futuro.

Deja un comentario

Archivado bajo blogosfera, General