Archivo mensual: marzo 2010

Mínimas (19)


(Fuente de la Imagen)

Dedicado a Marjorie

Primero fuiste relámpago que iluminó los rincones polvorientos en los que descansaban amores inconclusos, retratos carcomidos por miradas melancólicas y esperanzas apolilladas. Fuiste, poco después, el norte y el faro que lo alude con sus caminos de luz, la noche y el mar que ruge en su margen, la dulzura y sus blondas, el amor y las palabras que lo construyen. Eres, al término del continuado uso del sosiego, la única y más válida razón para existir, el futuro palpitante, la ilusión que construye, el cuerpo que abraza, la pasión que incinera, el verbo que consolida, el adjetivo que enaltece…

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo amor, desplome de los años, evocaciones, Marjorie, personal, saudade

Itinerario del desamor

(Fuente de la Imagen)

Desempolvaría -en las noches en las que aceche la cicatriz de tu ausencia- las tinieblas que se han acumulado en tu almohada y confiscaría las telarañas que le nacieron a la esperanza (cuán vano es el oficio del olvido: incitar a la mano a trazar espirales sobre las cenizas del recuerdo). O podría lanzarme -en las tardes en las que mi voz calculara el peso de tu silencio- a las hendiduras de una adolescente extraviada o a las riberas de una mujer desesperada (cuán vacío es el placer que se consuela con la inexperiencia y con el desasosiego). Me hundiría, incluso, en un noviazgo de calles ciegas, ventanas enrejadas y punzante final o, si la suerte es benigna, en una relación de noches borrosas (cuán sordo es el amor que no escucha los rugidos del pasado). Me lanzaría, quizás, a pescar -en el río del azar- futuros que atrajeran envidias ponzoñosas, mujeres intrigantes y automóviles con choferes endomingados o -si el dolor rasguñara mis entrañas- rastrearía sueños que encarcelarían el sosiego tras las rejas de la ilusión (cuán nocivo es el deseo que nos arrastra a las cunetas de las obligaciones)…

4 comentarios

Archivado bajo desamor, mujeres, saudade, sexo

Diccionario casero (A)

(Fuente de la Imagen)

Abstinencia: temporada en la que la semilla se lanza enérgicamente sobre tierra o baldosa. (2)época en la que todo hombre es llovizna consoladora.

Aciago: cualidad que goza el futuro del hombre o mujer que transita un periodo de abstinencia.

Acariciar: aquel verbo que sólo podemos conjugar en un presente estrecho o en un futuro que se pierde en los arreboles de la esperanza.

Acostar: acción y efecto de engendrar un arrepentimiento o una ilusión.

Adivinar: suponer cuál es el significado de las palabras de una mujer o cuál es la razón por la que un hombre no habla.

Adulterar: cumplir las funciones de un marido ejemplar con mujer ajena.

Adulto: estado al que nunca llegan los hombres y que las mujeres alcanzan en la menarquia.

Ahora: periodo en el que se espera, al amparo de los recuerdos, que el amor o la suerte lleguen.

Alcohol: Acelerante de seducciones y retardante de erecciones.

Amar: palabra que, al transformarse en verbo, no se puede conjugar en presente

Amor: lo que esperamos sentir en el futuro o que tenemos la certeza de haber sentido en el pasado. (2)aquello que las mujeres persiguen y de lo que los hombres huyen.

Amistad: cenizas de lo que prometía ser un amor centelleante.

Anarquista: conservador en larva

Anillo: cadena de un solo eslabón que oprime el apetito sexual.

Apetito Sexual: aquello que despierta la mujer del prójimo o el prójimo.

Arreos: lo que Baldor afirma que vale la mitad del caballo y la quinta parte del valor de la carroza.

Asado: secuela de una fiesta de grado, de una nochebuena o de añonuevo.

Asomar: lo que no hace la suerte cuando se la necesita.

Asombrarse: lo que hace una mujer cuando su novio le da la razón. (2)lo que hace un hombre cuando su novia hace lo que él le sugiere.

Asqueroso: en lo que se transforma un príncipe azul al tercer año de matrimonio.

Ataúd: lugar donde quiere estar un hombre después de diez años de casado. (2)sitio donde una mujer quiere que esté su marido cuando cumplen dos años de matrimonio.

(B)

9 comentarios

Archivado bajo amor, desplome de los años, diccionario, humor, mujeres, sexo

Ausencia

(Fuente de la Imagen)

Inspirado y dedicado a Marjorie -vendaval que arrebata, mano que edifica-.

El deseo acechante me induce – acaso por vías de la paradoja- a anhelar que no te materialices en piel acezante, en mano urgente ni en pasión satisfecha; quisiera, por el contrario, que continuaras siendo la sombra de una nostalgia, la brisa que esparce las cenizas de tu recuerdo, la oquedad en mi almohada y el azúcar que se disuelve en una novela. Pero el amor pide tributo a sus arrendatarios: la reminiscencia de tu ternura enciende, en las noches hirientes, la necesidad que seas concreta como la rosa y la soledad hace tangible los abismos de la ausencia. En ese instante, mi niña linda, pido al cielo para que dejes de ser las líneas que trazo en el pizarrón, la silla donde tejías o la estela de una caricia, y te transformes en la mano que me guía en las tinieblas del destino…

2 comentarios

Archivado bajo amor, desplome de los años, Marjorie, mujeres, personal, saudade