Archivo de la etiqueta: Raúl Reyes

James Bond y las habilidades mamatorias de Reyes

Entre las noticias descubiertas en el computador de Reyes descolla la historia de infiltración de una mujer. La historia no tendría nada de extraordinario de no ser porque la mujer tenía dos chips: uno en su seno y otro en la calza de una muela.

El diario italiano Corriere della Sera dice, en fecto: “Un lavoro nell’ombra, teso alla raccolta di informazioni, accompagnato da tecniche alla James Bond. Per segnalare la sua presenza alle forze governative, la spia aveva sul suo corpo due microchip. Uno nel seno e l’altro nella capsula di un dente” [1]. Supongo que el sagaz Reyes descubrió primero el chip del seno gracias a sus comprobada habilidad mamatoria y luego de dos patadas en la cara habrá salido expulsada la muela que albergaba el segundo chip.

El computador de Reyes nos comunica que luego del hallazgo la mujer es fusilada y enterrada en una fosa. ¡Imbécil! En vez de seguir inspeccionando con la boca y la lengua otros lugares de la anatomía de la mujer. Yo, al igual que James Bond, hubiese investigado el otro seno y luego bajaría al siempre inexplorador sur para ver dónde tenía la instalación de alta que mantenía con energía a los chips.



Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

El padre Alfonso Llano y sus virtudes católicas

Tiene usted toda la razón Padre Llano. Debe alegrarnos que hayan masacrado a ese impío hombre como la rata que es; que le hayan lanzado misiles y le hayan llenado de metralla el cuerpo. Debe regocijarnos, igualmente, que hayan exhibido su cuerpo baleado para escarnio de los sinvergüenzas que quieran oponerse a los designios de nuestro señor.

No debemos olvidarnos, asimismo, que la gleba ignorante no escuche las enseñanzas de aquel milenario revolucionario de barba y cabello largo que gritaba a la multitud que a sus pies se congregaba:

“Amad a vuestro enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen y orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mat. 5:44).

Estas palabras sólo pueden salir de uno de aquellos hombres de hábitos sospechosos que generalmente apoyan el matrimonio entre homosexuales y que pervierten la moral de los hombres probos que se ven forzados a incumplir los sagrados mandamientos del señor para extender su gloria por el orbe.

Celebro su elocuencia y la justeza de sus argumentos y, sobre todas las cosas padre, elogio sus probadas virtudes católicas.  



Deja un comentario

Archivado bajo General

Nuevas pruebas

Para aquellos incrédulos que sospechan que el anterior post es falso traigo pruebas que corroboran mi afirmación.

En el computador de Raúl Reyes se encontró el siguiente correo:

“Hay un señor que me surte de material para el explosivo que preparamos y se llama Belisario y vive en Bogotá y es amigo de ‘Jhon 40’ (…) Él me manda el muestrario y las especificaciones y propone vender cada kilo (de uranio) a 2,5 millones de dólares y que ellos entregan y nosotros miramos a quién le vendemos. (…) Que sea el negocio con un gobierno para venderle arto (sic); tienen 50 kilos listos y pueden vender mucho más. Tienen el contacto directo con los que tienen el producto” [1].

Ven que el hombre sí pretendía volar ciudades, derretir iglesias y matar las gallinas de alguna región de Colombia con una bomba atómica. Del correo se desprende, asimismo, que Raúl no fue hasta la casa de Semyon Yukovich Mogilevich, como dicen las maledicentes lenguas inglesas, sino que lo encontró organizado y catalogado en un muestrario en la fría ciudad de Bogotá.

No sabemos si al señor Reyes le alcanzó la vida para comprar y llevar los 50 kilos de uranio que refiere el correo a la selva. Ahora, Si la vida le dió para culminar esta tarea, ¿Cómo hizo para arrumar 50 kilos de uranio en la maleta y llevárselos hasta la manigua sin que se le arrugaran los camuflados? ¡Es un misterio! Lo cierto es que si dejó el uranio al lado de la crema dental –lo que no sería extraño si se tiene en cuenta que este señor era un campesino ignorante- quizás su muerte se debió al envenenamiento radiactivo y no a la metralla que tiernamente le lanzó el ejército colombiano….


Deja un comentario

Archivado bajo General

Raúl Reyes y su bomba atómica

Raúl Reyes no deja de sorprender ni después de muerto. El mundo se estremeció al saber que este nefando personaje pensaba detonar una bomba atómica en algún lugar de Colombia. Conociendo su capacidad de atacar en piyama aviones y helicópteros artillados lanzándoles cepillos de dientes y babuchas de conejitos, supongo que pondría el artefacto a los pies de la cama del excelentísimo presidente de la república o, en su defecto, en el tálamo de su brillante vicepresidente.

El uranio lo suministraría el nefando Semyon Yukovich Mogilevich, hombre de reconocida trayectoria criminal y de quien se presume que enlazó a las farc con los temibles miembros de Al-Qaeda [1]; los demás elementos del apocalíptico aparato se comprarían en las ferreterías en la calle séptima, debajo de la caracas. Una vez se hubiera acopiado los materiales, que al parecer es lo más difícil, el secretariado de las farc buscaría en google cómo hacer una bomba atómica, imprimiría las instrucciones, se las daría a Raúl y a sus secuaces para que ellos la construyeran y así poder conseguir su demoniaco plan.  


Deja un comentario

Archivado bajo General

Enigmas

La cancillería dice que “actuó de acuerdo con el principio de legítima defensa[1] cuando asesinó a Raúl Reyes y a otros quince guerrilleros. ¿Legítima defensa? No entiendo cómo un grupo de personas en piyama de ositos y con gorritos rematados por una bolita de lana pueden atacar aviones y helicópteros artillados que se encuentran a cientos de metros del suelo. Tampoco comprendo cómo pueden vanagloriarse de ser el faro de buenas prácticas al tiempo que exponen el cuerpo baleado de Reyes cual trofeo de caza.

1 comentario

Archivado bajo General