Archivo de la categoría: mínimas

Mínimas (34)

sonrisa1(Fuente de la Imagen)

Me encanta aquella curva de tu sonrisa en la que la luz se arquea por unos segundos para retornar después a la linealidad que la define, corretear en su férrea determinación, huir de ella como si fuera una niña que sale invicta de la aventura de precipitarse por el tobogán y extraviarse finalmente en los abismos de mi memoria…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo amor, desplome de los años, Elogios, mínimas, mujeres, narraciones

Mínimas (33)

caminte2(Fuente de la Imagen)

Tropiezan en una esquina. Entre la conversación se enredan brisas apolilladas y pronombres empolvados que los conducen a este presente que tiene algo de eternidad y de estrechez. Conservas los mismos ojos de melancolía, afirma él; los guardé para ti, responde ella. Sonríen comprendiendo que no hay más palabras ni más horizonte que este breve instante. Ella le da la mano y continúa su camino al tiempo que él nota que le ha quedado una brizna de ilusión jugueteando en la palma de su mano…

1 comentario

Archivado bajo amor, calle, desamor, desplome de los años, mínimas, mujeres, saudade

Mínimas (32)

cielo1(Fuente de la Imagen)

A partir del próximo año no sufriré porque estoy privado del último hit tecnológico ni padeceré porque debo usar los pies para ir o venir por la vida, no tendré más techo que el cielo ni más tierra que la que se enrosque en mis pasos, no seré trabajador de ocho horas, seis infartos y tres pensiones, no encadenaré mis anhelos al sistema bancario, seré un soñador compulsivo, no envenenaré mi sangre con estrés ni apuñalaré mi cerebro con preocupaciones, seguiré los designios de la ternura, obedeceré a mis impulsos como si fueran la palabra de Dios, desconoceré los mandatos de la razón por interesada y mezquina y sólo tendré para mis hermanos la dulce incertidumbre de la palabra…

Deja un comentario

Archivado bajo amigos, amor, desplome de los años, mínimas, miscelaneos, reflexiones

Mínimas (31)

(Fuente de la Imagen)

Anoche me esperabas en la esquina en la que el desamparo y la esperanza trazan su cruz de sombras. Cruzaste mis sueños con el firme propósito de besarme mientras yo te esperaba con la certeza que me dejaría besar por aquellos labios que no conozco, que sólo muerdo en fantasías. Nos amamos con ardor, casi con rabia y luego nos separamos para retornar a la vigilia en la que sólo somos un hombre y una mujer sin delirios ni anhelos, personajes genéricos como las horas que nos unieron en los despeñaderos del letargo…

2 comentarios

Archivado bajo amor, mínimas, miscelaneos, mujeres, narraciones, saudade

Mínimas (30)

(Fuente de la Imagen)

No es esa que clausuró el temor, ni aquella que quedó entreabierta por la mala fortuna, ni la que se consume resguardándose con mansos cerrojos, ni aquella que se sostiene en pie a fuerza de engaños y espejismos… sólo importa la puerta que te aguarda al final del tiempo y la esperanza, aquella que se abrirá con el ligero empuje de tu presencia…

2 comentarios

Archivado bajo desplome de los años, mínimas, miscelaneos, narraciones, personal, saudade

Mínimas (29)

Pregunta # 8

Lo único que espero del próximo año son aquellos pequeños momentos, insignificantes en su repetición, en su fascinante reincidencia, que se escurren por las rendijas de las horas, de los días, de las semanas que se desbarrancan en meses y años: los atardeceres que asaltan el margen occidental de la Universidad Nacional, transformando el afán de los estudiantes en un caminar pausado, desprovisto de cualquier apremio, en grupos de jóvenes que dialogan a gritos, entre carcajadas atronadoras, crepúsculo que deriva en el tinto que humea entre las tinieblas o en el último cigarrillo del día. Y usted, apreciado lector, atenta lectora, ¿qué espera del próximo año?

Deja un comentario

Archivado bajo desplome de los años, fiesta, mínimas, miscelaneos, personal, serie preguntas

Mínimas (28)

(Fuente de la Imagen)

Qué ingenuidad imaginar que te puedo dar todo: cielos, atardeceres, noches estrelladas, versos y libros… sólo puedo ofrecerte una esquina de mi melancolía, las yemas de mis dedos, algunas sonrisas inclinadas y un beso que no olvidarán tus labios… el resto, lo que vendrá después, serán cifras, anécdotas, efemérides, estadísticas… sólo pasto y cieno para el olvido…

2 comentarios

Archivado bajo amor, desamor, desplome de los años, mínimas, mujeres, narraciones