Raúl Reyes y su bomba atómica

Raúl Reyes no deja de sorprender ni después de muerto. El mundo se estremeció al saber que este nefando personaje pensaba detonar una bomba atómica en algún lugar de Colombia. Conociendo su capacidad de atacar en piyama aviones y helicópteros artillados lanzándoles cepillos de dientes y babuchas de conejitos, supongo que pondría el artefacto a los pies de la cama del excelentísimo presidente de la república o, en su defecto, en el tálamo de su brillante vicepresidente.

El uranio lo suministraría el nefando Semyon Yukovich Mogilevich, hombre de reconocida trayectoria criminal y de quien se presume que enlazó a las farc con los temibles miembros de Al-Qaeda [1]; los demás elementos del apocalíptico aparato se comprarían en las ferreterías en la calle séptima, debajo de la caracas. Una vez se hubiera acopiado los materiales, que al parecer es lo más difícil, el secretariado de las farc buscaría en google cómo hacer una bomba atómica, imprimiría las instrucciones, se las daría a Raúl y a sus secuaces para que ellos la construyeran y así poder conseguir su demoniaco plan.  


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s