Archivo diario: marzo 2, 2011

Susurros del cobarde

(Fuente de la Imagen)

Dedicado a las mujeres que se escurrieron por las rendijas de la esperanza

Si me preguntaran a dónde fueron, en qué se transformaron los amores extraviados que nunca llegaron, que no arribaron al beso o a la caricia, sólo les podría hablar de versos clandestinos, de palabras jugueteando en las cisuras del cerebro, de confesiones atropelladas, de sueños que vagan, turbios, desconsolados, por las bifurcaciones del delirio… si me interrogaran por el sitio, por la encrucijada de pasillos en la que los amores equivocaron el camino, sólo les podría mostrar las magulladuras de la cobardía, los moretones que los prejuicios (aquellas verrugas de la moral) abandonaron en mi espalda o las cicatrices dejadas por el filo de ternuras apáticas, de bellezas inalcanzables… si por suerte indagaran por las mujeres que inspiran estas líneas les diría que casi todas son visitantes de mis escritos, que me leen sin saber que son ellas de quienes hablo, a quienes me refiero cuando hablo de caminos torcidos, de miradas laberínticas y quienes seguramente se preguntarán, al leerme, por la identidad de la joven con quien hablo con vocablos cifrados, o por la muchacha que se escabulle entre teoremas y bufidos de la puerta (para poner dos ejemplos), sin saber, sin vislumbrar siquiera, que son ella de quienes hablo, a quienes interno en la manigua de adjetivos y verbos, con quienes quisiera tener una nueva oportunidad -si acaso la tuve- de perderme en sus ojos, en la convergencia de sus cinturas, en los alambres de su respiración…

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo amor, desamor, desplome de los años, mujeres, narraciones, personal, saudade