Despedida (2)

(Fuente de la Imagen)

He venido a enterrarte entre aguardiente y boleros. No esperes que me entregue a poemas que hablan de amores ni que articule sermones porque el olvido se resiste a enamorarse o a reclamar. Tampoco esperes que te guarde luto o que balbucee la oración que se acostumbra pronunciar en estos casos ya que tu recuerdo no tomará las rutas del dolor ni los senderos del purgatorio. Nada puedes anhelar ahora que sólo eres una imagen borrosa, un reflejo difuso, de la que fuiste, de la que pudiste ser, un rumor que se pierde en el enjambre de evocaciones. Sólo podrías aspirar a que una tarde, acaso una noche, el cabeceo de una rama, quizás el chillido de un cuervo, me traigan las sombras de tu voz, el almidón de tus besos, las hondonadas de tu cuello… pero es difícil que eso suceda: vivimos en la realidad en la que las raíces de tu ausencia consumen el jardín que no conoces, la cama que nunca habitaste, los labios que eluden los tuyos y las manos que rasguñan el silencio en el que empiezas a yacer…

2 comentarios

Archivado bajo amor, desamor, despedida, desplome de los años, evocaciones, mujeres, narraciones, saudade

2 Respuestas a “Despedida (2)

  1. Diego Niño

    Gracias por la visita y por el comentario…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s