Archivo diario: febrero 8, 2010

Redención

(Fuente de la Imagen)

A Marjorie; camino y horizonte de mis sueños

La vida era, antes de ti, un naufragio de interrogantes, un camino perdido en el tenue horizonte del delirio, un rosario de sueños barajados por el azar. Los días, asimismo, se apiñaban, indiferentes, en las bodegas de la eternidad y los kilómetros eran mansos, como el viento… Soy, ahora que estás a mi lado, un hombre que gobierna las estelas del silencio y que encuentra, a pesar de la distancia que extravía la razón, respuestas en las ranuras de tu optimismo. Por ello, mi dulce niña, mi cuerpo acecha aquella sensualidad de mar arisco que acelera mi respiración al tiempo que mi alma contempla las praderas de tu amor (poco, sin embargo, puedo darte en contraprestación a este servicio: una migaja de los segundos que socavan mi presente, la esperanza de un futuro venturoso, la buena disposición de mi cuerpo palpitante y la sinceridad de mis afectos)…

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo amor, desplome de los años, Marjorie, personal