Mínimas (16)

(Fuente de la Imagen)

Pregunta # 4

Si sólo se trata de lujuria en busca de un cuerpo anhelante, silencio que desea susurros y soledad que demanda migajas de fidelidad; ¿por qué, entonces, es tan embarazoso confesarle al oído cauto, al cuerpo deseoso y a la soledad expectante, que estamos dispuestos a satisfacer sus apetitos?

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo mínimas, serie preguntas, sexo

10 Respuestas a “Mínimas (16)

  1. Tomáz

    Hola Diego, excelente relato como siempre.
    Le cuento que cambié de chuzo. Ahora Don Blog Pérez no existe. Estoy comenzando un nuevo blog, puede llegar a él haciendo clic en el nick.
    Lo enlazo desde allá.
    Saludos desde la jodida Medellín.

  2. Diego Niño

    Yo también cambio de residencia (sólo que la mía es física; me voy de este barrio).

    Gracias por la información y por la visita. En dos minutos actualizo el link…

    Saludos desde la soleada Bogotá (cosas del calentamiento global)

  3. Me gusta el objetivo…
    Y es realmente cierto y sincero, pa que mas?

  4. Diego Niño

    Lo extraño, reitero, es que, aunque sea claro y honesto el objetivo, no seamos de decirlo abiertamente…

  5. Pues yo generalmente digo als cosas de frente, cuestion que me ha sido de utilidad, no pospongo mis deseos y puedo ver a la cara lo que la otra persona expresa… para qué mas? Claro, esto conlleva a consecuencias a veces insospechadas, y lo que es mejor muy vigorosas y emocionantes…

  6. Me hiciste recordar la pelicula “una mente brillante” donde el Nash dice: “deseo intercambiar fluidos contigo”, joder!!! Si un man me dice eso… le doy un pico!!! por valiente!! (de lo demás ya depende de qué tanto me atraiga y qué tanto esté dispuesta a perder o a ganar).

  7. Diego Niño

    Cuando se posponen las confesiones el amor llega, con suerte, marchito…

  8. Muy marchito…como me tocó a mi. Ahora me pregunto que para qué? ¿Para torturarme por no haber hablado en el tiempo pasado? El corazón me duele…

  9. Diego Niño

    por eso es mejor hablar a tiempo…

  10. Es verdad, pero qué iba a saber que esa otra persona sentía lo mismo? bueno, igual, ya para qué…
    Lo que se debe uno prometer es evitar caer en als mismas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s