Mínimas (12)

rincon1(Fuente de la Imagen)

No vengo a convocar el pasado ni a ponderar el tamaño de tu ausencia. Tampoco deseo enumerar las razones que forjaron este rencor indulgente que celebra tus desmanes y alienta tu lujuria a hundirse en los meandros de la carne. Ni siquiera aspiro a que tu cuerpo se hunda en mi soledad y marchite, así, los rescoldos de dignidad que sobrevivieron al naufragio de tus humillaciones. Sólo deseo que la sombra de tus dedos abandone la memoria de mi piel y que tus palabras cesen de sembrar esperanza en los surcos de mi ingenuidad.

Deja un comentario

Archivado bajo desamor, mínimas, sexo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s