Conversaciones ajenas

(Fuente de la imagen)

El trasporte público bogotano es un desfile de personas con audífonos. Algunos, en el borde de la estupidez, gritan para que el interlocutor los oiga y este hace lo propio para que el otro escuche su respuesta. Yo odio ese tipo de instrumentos para espantar el tedio de trancones o la fatiga del viaje. Mi distracción, contrario al común de las personas, es escuchar todo lo que suena alrededor: conversaciones, ruidos, murmullos, estallidos, etc.

Hace tres días, por ejemplo, escuchaba a la vecina de silla (mujer de veintitantos años, rubia pintada, ojos verdes, falda corta, medias de malla) llamar a tres personas: al primero le dijo que llegaría diez minutos tarde; al segundo le dijo que no la llamara porque apagaría el celular a causa de un parcial; al tercero le dijo que apagaría el celular porque tenía una reunión con el jefe. A los tres les decía “bebe”…

La semana pasada escuché una conversación digna de los Simpsons:
– No me dijiste que no volverías a ver con XXXX, decía el muchacho con la voz temblorosa.
– …
– No, no quiero hablar con ese hijueputa.
– ….
– Quihubo hermano, ¿qué hace?…

Como pueden ver es más entretenido espiar las conversaciones ajenas que desconectarse del mundo.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo General

4 Respuestas a “Conversaciones ajenas

  1. irissheep

    Confieso que soy de las que vive en ese subuniverso de los audífonos, pero hay días en los que hago el ejercicio de conectarme con la vida real (o mi ipod me obliga al quedarse sin batería) y tienes razón, qué maravilloso mundo el que nos rodea, que fauna tan variopinta se descubre si pones cuidado…se me hace hasta un poco voyerista (guilty pleasure) y muy apropiado para ejercitar la mente blogger

  2. Diego Niño

    Otra cosa que hacía y lo dejé por desconectarme del mundo es leer en los buses. Ahora prefiero ver caras de preocupación, miradas luminosas, susurros incomprensibles entre parejas, etc. Prefiero, entre toda la fauna, a los que hablan solos (he llegado a creer que soy uno de ellos).

    Bienvenida a mi blog y al universo en el que este transita

    Un abrazo

  3. capitana666

    Yo odio que la gente grite tanto al hablar, cuando vas en el autobús o estás de viaje y tienes a un tío/a que te cuenta toda su vida mientras habla con otro.

    Me alegra que hayas vuelto.

    Un beso.

  4. Diego Niño

    Estamos de acuerdo mi dulce Capitana: es incómodo que te griten al oído todo el viaje. Con el tono normal de la conversación es suficiente para que todos se enteren de su vida.

    Gracias por esperarme pacientemente.

    Un beso desde la fría, y no pocas veces lluviosa, Bogotá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s