Alfonsina y El Mar (Mercedes Sosa)

¿Dónde reposan los amores que granularon la respiración? ¿Dónde murieron los minutos que asilaron una conversación tibia? ¿Dónde queda la alegría de una llamada inesperada o la tristeza de una torpeza involuntaria? ¿Dónde queda el sentimiento que despertaba la canción que la evocaba?

Viendo tu foto recuerdo los elusivos instantes en los que tripulaba sueños con banderas de aventuras y proas con sirenas talladas; aquellos momentos en los que la tierra se perdía en el horizonte azul de mi fantasía y navegábamos con el sol tostando tu cabecita de algodón; ¿lo recuerdas? De mi cara colgaba una sonrisa anicotinada que acariciabas con tus pequeñas manos al tiempo que tu mirada caminaba sobre la espuma de las olas.

Pero una tarde gris la desamparada tierra vino galopando por las encrespadas olas del tiempo con la embestida de obuses y el repique de sables que herían el viento. Al final, cuando mis incendiados sueños navegaban en el oscuro y sanguinolento mar, giraste para regalarme tu última sonrisa, te aferraste a su cuello y me abandonaste…

Ahora deambulo buscando tus huellas en la arena húmeda y tu voz en el viento seco. Pero no hallo la esquiva pisada ni la gruesa voz; sólo encuentro la brisa conmovida por mi abatimiento susurrando nuestra canción…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s