Radiografía de una primera cita: Él

Fuente Original

¡Hola! ¿Cómo estas? Voy a decir que llevo media hora esperando, pero la verdad acabo de llegar. Mi siesta fue más larga de lo normal.

¿Cómo que si noto algo distinto? Claro, hoy se te ven más grandes, me gusta tu escote. ¡Ah, tu cabello! ¿Eras rubia, no? ¿No? No me importa, estoy ocupado viendo tu escote.

Permíteme fingir que soy un caballero y abrir la puerta del carro para ti y aprovecho la oportunidad para verte el trasero. No, mujer, ¡Gracias a ti!

Vamos al restaurante ABC, al que siempre voy en las primeras citas porque es barato y las porciones son grandes. Todavía no sé si vale la pena que gaste mucho dinero en ti, pero si te portas bien podemos compartir un postre. ¿Quieres ir a otro lugar? Te llevaría a otro lugar que te guste más pero no quiero.

Espero que hayas comido antes de salir de tu casa para que no pidas mucha comida. Yo comí dos cachitos de jamón antes de venir. ¿Ves donde dice Pollo a la Plancha? ¿O Pasta a la Boloñesa? Son los primeros de la lista porque son los más baratos. Yo no los voy a pedir porque no se ven buenos pero para ti es más que suficiente. No, señor mesero, por favor regrese en 5 minutos mientras la convenzo de no pedir nada caro, gracias.

¿Estas segura que no prefieres pedir una ensaladita? ¡No, quise decir sólo una ensalada! ¡No la ensalada más el resto de las cosas! Diablos. No hay postre para ti.

Si, claro, tu trabajo, suena interesante. ¿Puedes mover tus brazos? Gracias, estabas obstruyendo tu escote. Sigue, rutinario, creativo, si, entiendo. Tus brazos otra vez. Gracias. Mesero, ¿por qué nuestra comida ha tardado tanto si pedimos hace cinco minutos? Si, yo también pienso que es una pregunta estúpida. Me cae bien este tipo. No le voy a dejar mucha propina porque soy tacaño, no porque respete tu opinión.

¿Tienes una foto de tu mamá para saber como te veras en unos años? Debo investigar bien en lo que me estoy metiendo y necesito saber cuanto tiempo tengo antes que pierdas la forma y busque una amante, o más bien un segunda amante. ¡Wow, tu papá es un tipo grueso! ¿Cómo? Ah, no es tu papá, es tu mamá. ¿Y hermanas? ¿No tienes hermanas que estén buenas para verlas cuando vaya a tu casa?

Si, yo sé, no he hablado mucho. Prefiero no decir mucho y dar la impresión de que soy misterioso, cuando la verdad es que no tengo nada interesante que decir. Pero tu puedes seguir hablando sola todo el tiempo que quieras.

Por favor, ve al baño sin problema. Toma todo el tiempo que necesites, yo tengo que llamar a mis amigos y a las otras mujeres con las que estoy saliendo para saber que voy hacer más tarde después que te bote. Mesero, ¿si regreso en hora y media con otra mujer me da chance de comer antes que cierren? ¡Gracias!

Ah, hola, había olvidado que estaba contigo. No, tranquila, no te extrañé ni note tu ausencia porque la mujer de la mesa de al lado tiene senos más grandes que los tuyos. La comida está fría pero no estoy molesto porque ya comí algo de tu comida cuando estabas en el baño. No lo haz notado porque fui cuidadoso de no desordenar nada en los platos y así fingir que soy un caballero que espera que llegues para empezar a comer.

Claro, atiende la llamada, yo estoy concentrado comiendo, prefiero seguir ignorando tu presencia y no prestar atención cuando hablas. Voy a aprovechar que estas distraída para pedir la cuenta y así no gasto más en ti. ¿Ya terminantes de hablar? Ah, mira, que sorpresa, trajeron la cuenta que acabo de pedir para que no puedas pedir ni café ni postre.

¿Bar? ¿Qué bar? ¿Cuánto cuesta una cerveza en ese bar? No quiero pagar por tus bebidas, a menos que pidas tequila y te emborraches para darme la oportunidad de aprovecharme de ti.

¿Amigas, donde? ¿Están buenas?. Señoritas, mucho gusto, díganme sus nombres para olvidarlos inmediatamente. No sabia que tus amigas eran más bonitas que tu, excepto esa Juanita. Claro, ve al baño y toma todo el tiempo que necesites, yo me quedo aquí fingiendo que presto atención a tu amiga fea mientras veo de pies a cabeza a las que están buenas.

Hola de nuevo, casi logro olvidarme de ti. ¿Te quieres ir? Que bien porque es temprano y todavía tengo tiempo de conocer otras mujeres esta noche. Fue buena idea venir a este bar pero no fue buena idea venir contigo.

¡Llegamos! Claro, yo entiendo que necesitas creer que te voy a llamar de nuevo. Ahora dame un beso en el cachete mientras yo intento que me lo des en la boca. ¡Buenas noches! Por cierto, ¿sabes si tus amigas siguen en el bar?

2 comentarios

Archivado bajo blogosfera, General

2 Respuestas a “Radiografía de una primera cita: Él

  1. anonimo

    q es esa mierda ush una primera cita asi es una porqueria ok q les pasa

  2. Diego Niño

    Esa es la inmejorable versión de Pedro de una primera cita.

    Gracias por la vista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s