Archivo diario: junio 15, 2008

Leyes Absurdas

Dedicado a la futura abogada

Si usted, al igual que yo, canta bajo la ducha le aconsejo que no viajes a Penssylvania, Estado Unidos, puesto que usted cometerá un delito si lo hace; tampoco puede mirarle, en la República Popular China, los pies a una mujer puesto que lo enviarán a la cárcel así como no podrá, en Estonia,  jugar ajedrez mientras tiene sexo porque tendrá problemas bastante serios con la justicia… Estas son algunas de las leyes que, aunque absurdas, están en rigor en los países del mundo, razón por la que les dejo, a continuación, una selección de las más extravagantes para su diversión (espero las disfruten tanto como yo lo hice al buscarlas).

Leyes Estadounidenses

  • De acuerdo con las leyes del estado de Kentucky, cada persona debe bañarse al menos una vez al año
  • En Atlanta va contra la ley atar una jirafa a un poste del teléfono o a una farola.
  • En Denver es ilegal prestar la aspiradora al vecino.
  • En Greene, Nueva York, es ilegal comer cacahuetes y andar hacia atrás por las aceras cuando hay un concierto
  • En Menphis, Tennesee, es ilegal que una mujer conduzca un coche a menos que haya un hombre ya sea corriendo o andando delante de ella agitando una bandera roja para avisar a los motoristas y peatones que se acercan.
  • Es ilegal en Wilbur, Washington, montar un caballo feo.
  • La ley de New Hampshire prohíbe dar golpecitos con los pies o mover la cabeza o de cualquier forma seguir el ritmo a la música en una taberna, restaurante o cafetería
  • En Alabama es ilegal llevar un bigote falso que cause risas en una iglesia.
  • En Alaska está prohibido despertar un oso para tomarle una foto.
  • En Kentucky cualquier abeja que entre al estado de Kentucky debe poseer un certificado médico que verifique que está libre de enfermedad.
  • En Oklahoma Te pueden arrestar o multar por poner “caras feas” a un perro.
  • Cuando te acerques, en South Carolina, a una intersección sin visibilidad en un vehículo que no sea un caballo, debes parar a 150 metros y disparar un arma de fuego al aire para avisar al tráfico a caballo.
  • En South Carolina es perfectamente legal pegarle a tu mujer en las escaleras del ayuntamiento el domingo.
  • En South Carolina es una falta muy grave el matar, sin avisar, a alguien que se está intentando suicidar.
  • En Texas Puedes estar legalmente casado presentando públicamente a otra persona como tu marido/mujer tres veces.
  • En Virginia está prohibido el sexo con la luz prendida y en otra posición que no sea la del misionero.
  • En Washington es obligatorio para cualquier motorista con intenciones criminales el detenerse en los límites de la ciudad y telefonear al jefe de policía para avisar que va a entrar en la ciudad.

Leyes Mundiales

  • En Francia está prohibido bautizar un cerdo con el nombre Napoleón.
  • En Hereford, Inglaterra, se puede disparar a un Galés todos los días, pero solo los Domingos, con un arco, en el Recinto de la Catedral.
  • En la localidad de Alberta, Canadá, si Ud. estuvo preso y lo liberan, tiene derecho a pedir un arma de mano con balas y un caballo para huir de la ciudad.
  • En China s ilegal inscribirse a la Universidad, a menos que usted sea inteligente.
  • En el Reino Unido, un hombre que se siente obligado a orinar en público puede hacerlo siempre y cuando apunte hacia la rueda de su vehículo y mantenga su mano derecha apoyada en él.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo General

Ella y Él (6-paréntesis descriptivo-)

En este punto los lectores y las lectoras querrán saber cómo es ella y él respectivamente.

De ella podemos decir que es una mujer de ciento setenta centímetros de feminidad. Tiene un par de ojos capaces de retar a cualquier rufián de la décima; su nariz es pequeña, recta e inclinada hacia abajo; los labios, delgados y un poco pálidos, están custodiados por un paréntesis de piel tersa que emerge de la mano de una sonrisa franca; el serpenteo en las puntas del cabello pronostica rizos contumaces (no nos engañan la rigurosidad del cepillado); el cuello remata en dos amenazantes ápices; más abajo están, ¡madre del cielo!, dos senos que incumplen las prescripciones de los abuelos (teta buena, que en la mano quepa) para gloria de las manos que no los abarcan y de los labios que no los ciñen; la magra excentricidad de su cintura se redime por la perfecta curvatura de sus glúteos, los cuales, ¡sagrado rostro!, invitan al solaz y a la contemplación; las piernas, para finalizar, se inclinan imperceptiblemente al anca macilenta.

De él es poco lo que se puede decir: es un hombre de ciento sesenta y cinco centímetros de ironía; la cabeza está cubierta por una oscura capa de cabello negro; sus negros ojos irradian un nimbo de melancolía que hace juego una barba desarreglada; sus labios son gruesos y cuando sonríe luce unos dientes amarillos por el abuso del cigarrillo; su cuello es corto; la espalda es ancha y los son brazos fuertes; bajo este conjunto inicia una barriga que promete abultarse con el paso del tiempo; las piernas, al igual que los brazos, son corpulentas.

Deja un comentario

Archivado bajo General, narraciones