Alusiones

Podría decirle al mundo cuál es tu nombre, cuál es el color de tus ojos y cómo son los milimétricos lunares que custodian tu espalda; podría hablarles, quizás, de la densidad de tu sonrisa y de tu voz tronchada en la penumbra; podría, posiblemente, hablarles de tu eclipses o de tus inclinaciones secretas… podría, pero no lo haré; tan sólo les dejare un poema de Ángel González para que saquen sus propias conclusiones.

Canción, Glosa Y Cuestiones

Ese lugar que tienes,
cielito lindo,
entre las piernas,
ese lugar tan íntimo
y querido,
es un lugar común.

Por lo citado y por lo concurrido.

Al fin, nada me importa:
me gusta en cualquier caso.

Pero hay algo que intriga.

¿Cómo
solar tan diminuto
puede ser compartido
por una población tan numerosa?

¿Qué estatutos regulan el prodigio?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, poema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s