Para Alicia

En estos meses de “Bloguero” he tenido muchas experiencias edificantes.
La primera de ellas es escribir a diario (o intentarlo hacer). La redacción, gracias a esta tarea, se hace más fluida y las ideas encuentran fácilmente el camino hacia la superficie. Esto, nadie lo puede negar, es una ventaja enorme.

La segunda satisfacción que he acopiado en estos meses es la de tener lectores. Tenerlos genera compromiso (no se imaginan lo preocupado que estuve esta semana por no poder escribir) y funda adhesiones. Estás últimas me han llenado de satisfacciones: he encontrado que algunos compañeros de la universidad promocionan el blog como si se tratara del producto de su esfuerzo y sé de amigos de toda la vida que lo leen con regularidad para encontrar, a su vez, fragmentos del pasado que hemos construido juntos. En la otra esquina están las personas que nunca han visto mi cara pero que sienten que me conocen de varios años.

De este último grupo quiero destacar a la dulce Alicia. Ella entró a este lugar por la ruta de Blogobundos. Alicia con la paciencia propia de un pulidor de lentes leyó todo el blog y se tomo, como si lo anterior fuera poco, la molestia de comentar algunos post. Todos los días entra al blog esperando encontrar escritos que animen sus jornadas de trabajo. Sus correos han sido, además de alegres, significativos en la construcción del blog.

Por lo anterior, y por la euforia que transmite a diario a este blog, quiero dedicarle un poema de Giovanni Quessep:

POEMA PARA RECORDAR A ALICIA EN EL ESPEJO

Aquí lo legendario y lo real
Nuestra historia resulta semejante
a la de esa muchacha maravillosa que penetro en el espejo.
Estuvo siempre a punto de desaparecer
Pero ninguno pronuncio la formula que la devolviera al polvo
Ni Tweedledum ni Tweedledee ni la reina ni el rey rojo
Que lo único que tenía que hacer era despertarse

Tal vez somos un cuento
Tal vez sin que nunca nos percatemos
La llave de Ulises
o el ruiseñor de Keats
(ese pájaro no destinado a la muerte)
Digamos entonces que lo que ha sido un canto de la Odisea
Continuara siendo nosotros
Sin dejar de ser por eso el pais de las maravillas
Y alguien podrá reconocernos
Al escuchar la historia no escrita todavía
En la historia castillo la historia luna múltiple
En la historia juguete destruido
la historia en fin cuando paso una nube sobre Alicia

Tal vez somos la sombra de ese azul en su mano.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s