Archivo diario: mayo 15, 2008

Latinoamérica: el mejor destino

Si usted está pensando emigrar de los países latinoamericanos porque son muy violentos lo invito a que responda estos interrogantes: ¿en qué país latinoamericano un anciano viola a su hija, tiene siete hijos con ella y la encierra durante 28 años? ¿Cuándo ha oído que los jóvenes tengan sexo con cadáveres de ancanas de 92 años? ¿Ha escuchado que su vecino asesinó a su familia a hachazos? ¿Ha conocido a algún adolescente que mate a varios de sus compañeros en la escuela?

En Europa y Estados Unidos estas noticias son, por extraño que suene, normales.

En Amstetten, Austria, en efecto, vive un señor llamado Josef Fritzl quien, como es sabido por todos, violó a su hija durante 28 años, además de confesar haber estado enamorado de su madre durante su juventud [1].

En New Jersey, por otra parte, vive Anthony Merino, un joven de 24 años que fue encontrado en la morgue teniendo sexo con un cadáver de una anciana de 92 años [2].

En Viena, para finalizar, un señor de 39 años asesinó a hachazos a su esposa, su hija, su mamá, su papá y su suegro. Las razones: quería evitarles el dolor de la bancarrota [3].

Como ven hay más razones para quedarse en estos países donde la violencia es causada, en la mayoría de casos, por la falta de oportunidades que irse a lugares donde los pobladores pueden asesinarlo, en un rapto de piedad, a escobazos para evitarle el sufrimiento de, ¿no sé?, trabajar.
Latinoamérica, como puede ver, es el mejor lugar para vivir: no hay violadores de hijas ni de fiambres; acá nadie va a la escuela con una docena de fusiles ni matan a hachazos a la familia por falta de plata. La falta de plata siempre se remedia con optimismo y siempre habrán mujeres caritativas que tienden su mano (o mejor, que se tienden) para auxiliar a los menesterosos de sexo. Eso, se lo aseguro, no lo encontrará en otro lugar de la tierra.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo General

Black Magic Women (Santana y Alicia Keys)

En la esquina del precipicio aparece una morena de muslos excepcionales y sugestiva mirada; sus palabras te arrinconan en la última trinchera; sabes que estás perdido y que sus manos te conducirán por los recovecos de la salacidad. Pero no importa: al fin de cuentas ella es la tabla que te salvara del naufragio de los años…




Deja un comentario

Archivado bajo General

Para Alicia

En estos meses de “Bloguero” he tenido muchas experiencias edificantes.
La primera de ellas es escribir a diario (o intentarlo hacer). La redacción, gracias a esta tarea, se hace más fluida y las ideas encuentran fácilmente el camino hacia la superficie. Esto, nadie lo puede negar, es una ventaja enorme.

La segunda satisfacción que he acopiado en estos meses es la de tener lectores. Tenerlos genera compromiso (no se imaginan lo preocupado que estuve esta semana por no poder escribir) y funda adhesiones. Estás últimas me han llenado de satisfacciones: he encontrado que algunos compañeros de la universidad promocionan el blog como si se tratara del producto de su esfuerzo y sé de amigos de toda la vida que lo leen con regularidad para encontrar, a su vez, fragmentos del pasado que hemos construido juntos. En la otra esquina están las personas que nunca han visto mi cara pero que sienten que me conocen de varios años.

De este último grupo quiero destacar a la dulce Alicia. Ella entró a este lugar por la ruta de Blogobundos. Alicia con la paciencia propia de un pulidor de lentes leyó todo el blog y se tomo, como si lo anterior fuera poco, la molestia de comentar algunos post. Todos los días entra al blog esperando encontrar escritos que animen sus jornadas de trabajo. Sus correos han sido, además de alegres, significativos en la construcción del blog.

Por lo anterior, y por la euforia que transmite a diario a este blog, quiero dedicarle un poema de Giovanni Quessep:

POEMA PARA RECORDAR A ALICIA EN EL ESPEJO

Aquí lo legendario y lo real
Nuestra historia resulta semejante
a la de esa muchacha maravillosa que penetro en el espejo.
Estuvo siempre a punto de desaparecer
Pero ninguno pronuncio la formula que la devolviera al polvo
Ni Tweedledum ni Tweedledee ni la reina ni el rey rojo
Que lo único que tenía que hacer era despertarse

Tal vez somos un cuento
Tal vez sin que nunca nos percatemos
La llave de Ulises
o el ruiseñor de Keats
(ese pájaro no destinado a la muerte)
Digamos entonces que lo que ha sido un canto de la Odisea
Continuara siendo nosotros
Sin dejar de ser por eso el pais de las maravillas
Y alguien podrá reconocernos
Al escuchar la historia no escrita todavía
En la historia castillo la historia luna múltiple
En la historia juguete destruido
la historia en fin cuando paso una nube sobre Alicia

Tal vez somos la sombra de ese azul en su mano.

Deja un comentario

Archivado bajo General