La eroticidad de las pelirrojas

Hace diez años el destino trajo a los bordes de mi alma una mujer pelirroja. Recuerdo el tono de sus ojos y sus palabras acariciándome las tardes sangrantes de abril. Lastimosamente la perdí en un giro de las estrellas. Pero bueno, ella sigue (supongo) navegando por las aristas de la vida con los doscientos kilos de ternura que siempre la acompañaron.

Hoy la brisa de la evocación la trajo cuando leí en el Daily Mail que las mujeres pelirrojas son más activas sexualmente que las demás mujeres y que ellas, además, tienen un número mayor de parejas. Dice el artículo, asimismo, que las mujeres que se pintan el cabello de rojo “saying that they are looking for something better” [1]. Si su novia, por lo tanto, se pinta el cabello de rojo, le está diciendo que si no reforma su comportamiento será desbancado por el primer advenedizo que cruce el territorio. 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo General, sexo

4 Respuestas a “La eroticidad de las pelirrojas

  1. yo

    Hola infante gordito y aplanadito,
    Me hiciste recordar que hace mucho tiempo tuve la idea de colorearme el cabello, pero no de rojo, sino de un azul oscuro; los ánimos se me fueron al suelo cuando al comentarle mi grandiosa idea a un amigo me respondió que le exitaban más las peliazules que las pelirojas. Quedé de una solo pieza y en el abismo del asombro. Aunque ahora sé que era solo para ver mi reacción, puedo determinar que en mi corazón siempre habrá mucha inocencia. Lo cual me alegra.
    Un abrazo…

  2. Diego Niño

    Hola anciana magra y alargada.
    Lo de las pelirrojas me asombró porque lo último que me incitaba la niña a la que aludo en el comentario era sexo. Esta niña era más tierna que un cachorrito. No sé cómo es ahora que es una mujer hecha y derecha (en este momento tiene 26 años). No sé si aventajó, por ejemplo, a sus compañeras de clase o cosas así.

    En cuanto a ti déjame decirte que pelirroja te verías muy extraña. Prefiero el tono castaño que te ha acompañado en los siete años que te conozco…

    de azul tampoco te verías bien…

    Un abrazo

  3. Pingback: Sobre los días hundidos en el fango del tiempo « Con Vocación de Espina

  4. Pingback: A J. P. « Con Vocación de Espina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s