El sueño Americano

Creo que el gobernador de Nueva York, David Paterson, sintetizó la realidad marital de los Estados Unidos en una frase: “creo que tenemos un matrimonio como muchos estadounidenses” [1].

El matrimonio del gobernador Paterson estuvo atravesado por múltiples infidelidades de los dos cónyuges. El de su antecesor estuvo sazonado por las vistas de este a las prostitutas. El de Clinton por felaciones de becarias.

De estos casos se puede concluir que los matrimonios del sueño americano son iguales, o quizás peores, que los de la pesadilla latinoamericana. En los del norte hay infidelidades, traiciones y violencia intrafamiliar. En los del pueblo del sur hay infidelidades, traiciones y violencia intrafamiliar. Lo mismo.

He tenido que escuchar, durante varios años, a muchas mujeres alabar las virtudes morales de los norteamericanos. Su discurso transforma a los atrabiliarios gringos en trasuntos de ángeles o querubines de elegante acento y ojos penetrantes. El discurso no se queda ahí. También glorifican la estabilidad económica del imperio y lo fácil que es la vida en ese lugar. Creo que este punto, al igual que el matrimonio ideal, es parte de la ficción que condimenta las películas mediocres que llegan a nuestro país. Creo que no hay tantas oportunidades como ellas dicen y estoy seguro que la vida allá es igual o más difícil que acá. A los problemas tradicionales debe agregársele las afrentas originadas por el lugar de donde se viene: Latinoamérica, lo que no pasa acá.

En Colombia, por el contrario, jugamos de local: nadie nos mira rayado (a menos que lo merezcamos) y mucho menos se burla de nuestra procedencia. ¿Por qué, entonces, irnos detrás del sueño americano?



Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo General, reflexiones

2 Respuestas a “El sueño Americano

  1. nah nah… nada de sueño americano… a mi dejame con los latinos, nada de insulsos.
    si son Argentinos o Uruguayos mejor… (soy argentina… por ende es lo que mas conozco)
    no idealizo a los del norte, es mas me parecen tontos, aburrido y comparto que tienen tanto problemas como nosotros solo que los disfrazan detras de una gran pantalla bla…
    NO A LOS HOMBRES DE MENTIRA… SI A LOS DE VERDAD
    BASTA DE METROSEXUALES… CULTURA IMPULSADA POR LOS GRINGOS AFEMINADOS… BLA
    Que vuelvan los lentos!!!!
    dani

  2. Diego Niño

    Arriba los hombres nacidos de la tierra, ejercitados en la solidaridad y forjados bajo la canícula del respeto. Abajo los hombres con corazón de polímero…

    Gracias por la visita Daniela.

    Un abrazo desde Bogotá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s