Mis “yos ex futuros”

“Siempre me ha preocupado el problema de lo que llamaría mis ‘yos ex futuros’, lo que pude haber sido y dejé de ser, las posibilidades que he ido dejando en el camino de mi vida. Sobre ello he de escribir un ensayo, acaso un libro. Es el fondo del problema del libre albedrío. Proponerse un hombre el asunto de qué es lo que hubiese sido de él si en tal momento de su pasado hubiera tomado otra determinación de la que tomó, es cosa de loco. Tiemblo de tener que ponerme a pensar en el que pude haber sido, en el ex futuro llamado Unamuno, que dejé hace años desamparado y solo…” (Unamuno)

Esta idea siempre me ha dado vueltas en la cabeza. ¿Qué habría sido de mí si en vez de abandonar Ingeniería en Topografía la hubiera terminado?  ¿Qué hubiese sucedido si me hubiera dedicado a estudiar sensatamente matemáticas en lugar de acostarme a leer durante años? Las respuestas a estos interrogantes nadie la tiene.

Hace un mes me encontré con un compañero de la universidad que en este momento está haciendo maestría en matemática pura. Vi en sus ojos la nostalgia de los días en los que nos acostábamos en los pastizales a mamar gallo. Sus nuevas obligaciones lo han conducido a una cárcel de trabajos a la que se somete con la esperanza que estos redunden en beneficios futuros. Yo, en cambio, sigo acostado en los pastizales del la universidad mamando gallo, leyendo y ahora escribiendo en un blog. ¿Será, me pregunté cuando lo vi, que yo estaría como él si me hubiera adherido a su decisión de estudiar denodadamente? Probablemente no. Pero estaría encadenado a tantas obligaciones que no estaría leyendo y mucho menos escribiendo estas pendejadas; quizás en el ejercicio profesional hubiera conocido a una mujer con la que, años después, hubiera formado un hogar; o quizás estaría fuera del país…hay tantas variantes.

Hoy encontré en el buzón del correo de facebook el correo de otra compañera de la universidad en el que me anuncia su viaje a un convento en Dinamarca. ¿Dinamarca?, me pregunté perplejo. ¿A qué “ex futuro yo” estará renunciando ella? ¿Cómo abría sido su vida si hubiera decidido quedarse en este país? Esto nadie lo podrá responder. Lo cierto es que su “ex futuro yo” que se queda en Colombia estudiando y enseñando matemáticas le hará falta al futuro yo que se queda en Colombia tirado en los pastizales mamando gallo…

¡Feliz viaje mi dulce y querida Juliana!

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo General, reflexiones

8 Respuestas a “Mis “yos ex futuros”

  1. Fernando Vidal

    Diego

    Ud sabe mas que nadie que mi carcel no esta en la maestria ni en mis actuales obligaciones; mi carcel es mas profunda y mi corazon no puede huir de ella; yo renuncia por siempre al “futuro ex yo” de conseguir en mivida un poco de felicidad

  2. Diego Niño

    Amigo Vidal es imposible que las bisagras descifren si la puerta se está cerrando o se está abriendo. Es difícil saber, asimismo, si su “yo ex futuro” sería feliz en la cárcel de rejas azucaradas y guardianes de almidón.

    Lo que sí sabemos es que el mundo está colmado de Alejandras que nos harán zancadillas en las esquinas del corazón. El problema es saber levantarse, sacudirse el polvo y continuar.

    Tiene razón, para finalizar, el problema no son las obligaciones ni la maestría. Discúlpeme por la alusión.

  3. No vale la pena pensar en el “si hubiera…” pero definitivamente es inevitable. Yo tengo la constante interrogante de mi “yo ex futuro” junto con la duda de si la filosofía fue el mejor camino que tomé para desarrollarme profesionalmente.

    A eso agreguémosle presiones externas que siempre afectan de un modo. Me gustó el post, me invitó a reflexionar…

  4. Diego Niño

    La pregunta, mi querida Alexia, desborda el simple campo del que pudimos ser. Como bien dice el maestro Unamuno, el problema emerge del libre albedrío. ¿Tenemos la posibilidad de elegir? Si se responde afirmativamente existirán “yos ex futuros” pero si no tenemos el chance de optar por un camino u otro debemos aceptar que sólo puede existir un mortal que ha transitado mi camino: yo.

    Gracias por la visita y por el comentario.

  5. Juliana quintero

    Hola Diego, me gusto mucho tu reflexión sobre los “ex-futuro yo” . Sin tenerles este nombre los he estado visitando con mi imaginación considerando múltiples alternativas, pero finalmente luego de practicar este ejercicio combinatorio durante algunos años, decidí lo que decidí (partir a Dinamarca) dadas la coyuntura actual (edad, intereses, riesgos) luego de hacer un PNI (algo que un amigo me enseñó: positivo-negativo-interesante) y finalmente guiada por mi intuición, razón, emoción, decidí arriesgarme por esta alternativa radical. Valdrá la pena? No lo sé, peró no lo sabré si tomo el camino, así que me dije a mi misma: basta de considerar las posibilidades, pasemos a vivirlas…y si no funciona o si no encajo allá, bueno….tendré ganado un ex-futuro yo menos y la satisfacción de haberme arriesgado totalmente en algo en lo que creo. No sé si nuestros caminos se volverán a cruzar, pero siempre recordaré con una sonrisa a este poeta medio vagabundo, tirado en los pastizales, esperando a …..(godot)? No sé qué buscas en tu vida, pero espero que lo encuentres. un abrazo, juliana

  6. Diego Niño

    Tienes razón Juliana: no podemos pasar la vida justipreciando las ventajas o las dificultades que nos puede traer tal o cual decisión. Celebro que estés completamente decidida a irte a la fría Dinamarca ya que la traidora duda no visitará tus noches como quizás lo hacía años atrás. Si llegas a creer, sin embargo, que esa no es la ruta más apropiada no dudes en devolverte sobre tus pasos e iniciar de nuevo. Sólo el que está dispuesto a intentarlo una y otra vez estará lejos del tedio y de la tristeza, lo digo por experiencia (tú sabes que yo me la paso ensayando una y otra vez).

    En cuanto a la pregunta de qué es lo que busco en la vida puedo decirte que no busco absolutamente nada. La idea es vivir a secas, sin pretensiones ni obligaciones. Eso es todo lo que quiero.

    Deseo, por último, que la briza fría del norte, las brillantes estrellas y el rumor del mar te susurren versos al oído…

    Un abrazo

    PD: si hay pastizales en Dinamarca es probable que un día de estos me encuentres tirado en uno de ellos.

  7. rh

    me gistoooo muxooo la observacion
    lo de la cuneta de la vida les falto
    besitos
    la R:H

  8. Diego Niño

    Gracias por tu visita mi querida R:H…

    Espero que vuelvas a visitarme…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s