Vía libre a la tortura en el amado país del norte

El gran jefe del norte ha dado vía libre para que se puedan usar algunas técnicas divertidas y gratas de aplicar a los enemigos de la democracia [1].

Entre los entretenidos ejercicios interrogativos se encuentra la denominada “waterboarding”. Esta agradable técnica consiste en inocular agua por las fosas nasales del interrogado para que este sienta que muere de ahogo. La sesión se repite un par de veces más. Al amenazarlo con repetir la dosis una tercera vez el malandrín dirá todo lo que sabe para no ser sometido a este ameno ejercicio. ¡Una maravilla! Estamos convencidos que el gobierno de los Estados Unidos, en su afán de atender a sus prisioneros y de no quedarse a la saga de los ingeniosos países latinoamericanos o de los pedestres homólogos africanos en materia de torturas, creará técnicas de interrogación utilizando tecnología de punta.

Nosotros, dado el centenario afán de imitar al coloso del norte, también usaremos la tecnología de punta en los interrogatorios: les quitaremos los pelos de la nariz a los bribones con alicates de punta o les daremos jueteras con cables de fibra óptica.

El caso es que con esta decisión el adelantado presidente ha dado un paso más en la carrera hacia la democracia y las libertades civiles. ¡Bendito sea su nombre!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s