Cinco figuras jurídicas que apoyan a “Rojas”

El tiempo asegura que “Rojas” puede “Alegar legitima defensa, miedo insuperable, error invencible, estado de necesidad o principio de oportunidad” [1] para no ir a la cárcel. En virtud al interés que este tema genera en la mayoría de colombianos me tomaré la licencia de extenderme en cada una de las figuras jurídicas para que los lectores tengan elementos de juicio a la hora de opinar sobre el particular.

Legítima Defensa. Dadas las circunstancias se podría alegar que “Rojas” se vio obligado a defenderse de los abominables ronquidos del igualmente repugnante Ríos. “Rojas”, en efecto, al encajarle un tiro en la frente a Ríos, mientras este dormía, demuestra que, ante la amenaza de los bufidos, tuvo que pegarle un tiro para que este peligroso gruñido cesara y así salvar su integridad física.

Miedo Insufrible. Quizás “Rojas” haya creído que las babuchas de garras que su jefe dejaba bajo el chinchorro demostraban que su jefe se transformaba en hombre lobo, lo cual lo condujo a estado de pánico de tal suerte que perdió los estribos y le propinó una disparo en la frente con la bala de plata que Van Hellsing Jaramillo le llevó desde Transilvania, Caldas.

Error Invencible. Puede ser que “Rojas” quiso matar el zancudo que abrevaba la sangre del cabecilla de un tiro y dado que el insecto voló ante la detonación, el tiro le cayó en la frente del jefe.

Estado de Necesidad. Probablemente “Rojas” llevaba dos horas sin asesinar a nadie, hecho que lo condujo a un estado de ansiedad insoportable, la cual, a su vez, lo impulsó a dispararle a su jefe.

Principio de Oportunidad. Seguramente “Rojas” estaba bajo de fondos a causa de los del regreso de los hijos al colegio (ya saben: dos camuflados, tres cajas de explosivo plástico, una canana, etc.) y se dijo a sí mismo: yo necesitando billetico y la plata roncando en el chinchorro, yo mejor le pego un tiro, le quito una mano y me gano esos pesistos. Tomó su fusil y puso en marcha su proyecto.

De lo anterior se concluye que aquellos que dicen que el señor Montoya es un asesino se equivocan: él es tan sólo un hombre probo que se vio obligado o inducido por una neurosis pasajera -eso lo determinará la sagrada providencia- a pegarle un tirillo al luciferino cabecilla de las Farc.


Anuncios

1 comentario

Archivado bajo General

Una respuesta a “Cinco figuras jurídicas que apoyan a “Rojas”

  1. Pingback: “Rojas” y el miedo insufrible « Con Vocación de Espina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s