Luz Amparo

 

101_5270r1.jpg

 

Con la luz brillándole en la diestra, la mirada extraviada en los meandros de la reflexión y una sutil sonrisa en los labios la capturo el lente de la cámara. ¿Pero quién es ella?

Su nombre de pila es Luz Amparo Carranza Guerrero. Virtuosa aunque poco apasionada estudiante de matemáticas. Las horas las distribuye entre los esquivos versos, lecturas de densos legajos de matemáticas y deliciosos arrunches con su novio. Este último es el oficio que mejor hace, o por lo menos, el que ejecuta con mayor maestría, lo cual no implica, por supuesto, que los demás no los realice con destreza. El ministerio que compañeros, amigos, novio y familiares le auguran es el de escritora, y no es para menos puesto que su talento ha sido reconocido en los concursos y eventos en los que ha participado. Todos sus amigos la consideran una mujer cariñosa y muy comprometida con sus obligaciones. Sus legendarios tanteos culinarios le condujeron a la creación de apetitosos platos y su ascendencia boyacense incide en la liberalidad con la que sirve los mismos. De conversación larga, amena y edificante. Sus consejos son, perdonen la cursilería, valiosos tesoros.

Esta es, pues, la mujer cuyo corazón palpita vigorosamente por el que escribe estas líneas.

 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo General

3 Respuestas a “Luz Amparo

  1. Pingback: Tu nombre me sabe a hierba (Joan Manuel Serrat) « Con Vocación de Espina

  2. Pingback: La sensibilidad de los matemáticos « Con Vocación de Espina

  3. Diego Niño

    El siguiente es el comentario que Luz Amparo escribió con ocasión de este microperfil:

    PORQUE ESTOY CON UN SUJETO VAGO.

    Diego este vago al que todos los demás reconocen como tal, siempre tiene suficiente tiempo. Sus caricias no están contadas y su afecto no es asunto de cronómetros. Consiente mas, acaricia realmente, esta dispuesto a seguir el juego a enredarse en las caricias y despertar en la piel. Caricia llenas de caricias. Besos,……embriagadores,…., tiernos,…sutiles o delicados. Besos muchos besos,…sin importar que viene luego.
    Sin la prisa por el tiempo, sin mirar el reloj pensando que hay algo más importante para hacer. Las cosas pueden estar mal o andar bien él esta allí siempre presente. Ya sea en su cama, de la mano, o en el cine; cerca o no tan cerca, ahí esta.
    Amparo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s